Argen­ti­na es el mayor pro­duc­tor de Mal­bec del mun­do, eso hace que a la hora de des­cor­char haya esti­los para todos los gus­tos. En el mes del Mal­bec reco­rre­mos su diver­si­dad en esta nota.

A la hora de comu­ni­car un vino, es pro­ba­ble que la cepa sea el aspec­to en el que más énfa­sis se pone. Y si bien el varie­tal apor­ta un mon­tón de infor­ma­ción, tam­bién es cier­to que no es deter­mi­nan­te, un Mal­bec pue­de ser lige­ro o  estruc­tu­ra­do, ofre­cer tra­zos mine­ra­les o flo­ra­les y así has­ta lle­gar a un lar­go etcé­te­ra.

Es que la per­so­na­li­dad del terru­ño se impo­ne, por eso un Sau­vig­non Blanc de Marl­bo­rough, Nue­va Zelan­da, es dis­tin­to a otro que pro­vie­ne de Los Cha­ca­yes, Men­do­za. Y ni siquie­ra es nece­sa­rio reco­rrer tan­tos kiló­me­tros para adver­tir esas dife­ren­cias, ya que tam­bién se dan en una mis­ma pro­vin­cia, de ahí que un Mal­bec de Para­je Alta­mi­ra sea dis­tin­to a uno de Luján de Cuyo, ambas zonas de Men­do­za.

Esto es toda­vía más cla­ro en el Mal­bec, ya que la plas­ti­ci­dad es una carac­te­rís­ti­ca de nues­tra cepa insig­nia, y eso es un bonus por­que los con­su­mi­do­res hoy pre­fie­ren vinos con per­so­na­li­dad, que cuen­ten la his­to­ria del terroir.

Cla­ro que no se pue­de negar que una cepa defi­ne un mar­co, una gene­ra­li­dad, y cuan­do se des­cor­cha un Mal­bec se pue­de espe­rar un per­fil fru­ta­do, tani­nos sedo­sos y bue­na inten­si­dad de color. En el medio hay mil mati­ces, aquí algu­nos:

Cha­ka­na Esta­te Selec­tion Mal­bec 2016

Se tra­ta de un 100% Mal­bec ela­bo­ra­do con uvas del Valle de Uco, en Para­je Alta­mi­ra y Gual­ta­llary, por lo que expre­sa lo mejor de cada uno de estos terroirs.

Cha­ka­na es una de las bode­gas que nació con el obje­ti­vo de crear vinos lugar, con iden­ti­dad, por eso, des­de sus orí­ge­nes, se dedi­ca­ron al estu­dio de los sue­los y sus posi­bi­li­da­des. Esta tem­po­ra­da tra­ba­ja­ron jun­to a Clau­de y Lydia Bour­guig­non ‑dos de los máxi­mos exper­tos de terroir y viti­cul­tu­ra eco­ló­gi­ca del mun­do–  y con­clu­ye­ron que uno de los pun­tos en común de Gual­ta­llary y Alta­mi­ra es que ambos ofre­cen sue­los con abun­dan­tes pie­dras cubier­tas de cabor­na­to de cal­cio, lo que hace que la plan­ta esté obli­ga­da a ir a las pro­fun­di­da­des para bus­car nutrien­tes.

Aho­ra bien, en Gual­ta­llary es mayor el por­cen­ta­je de rocas de basal­to, eso pro­du­ce una mayor extrac­ción de car­bo­na­to de cal­cio y da lugar a vino de gran poten­cia y estruc­tu­ra. Por el otro lado, en Alta­mi­ra, la menor extrac­ción ofre­ce vinos con un cla­ro per­fil cal­cá­reo y mine­ral pero carac­te­ri­za­dos de la típi­ca fres­cu­ra y ele­gan­cia de la zona.

Esa sín­te­sis se expre­sa en la copa, don­de este Mal­bec cose­cha 2016 ofre­ce fres­cu­ra sin per­der poten­cia y estruc­tu­ra.

Aun­que parez­ca com­pli­ca­do, lo bueno es que es un vino que se pue­de dis­fru­tar de mane­ra sim­ple”, expli­ca Gabriel Bloi­se, enó­lo­go de Cha­ka­na.

Pre­cio suge­ri­do: $370.

Domai­ne Bous­quet Pre­mium Mal­bec

Otra eti­que­ta para explo­rar Gual­ta­llary. De cuer­po medio, se tra­ta de un vino fácil de beber que pide siem­pre otra copa. Un Mal­bec que expre­sa pura tipi­ci­dad, con sus tani­nos ama­bles.

Más allá del vino, los segui­do­res de la bode­ga adver­ti­rán un cam­bio en la eti­que­ta, ya que hubo un redi­se­ño de la mis­ma y se aña­dió el lema “Vinos Natu­ral­men­te Ele­gan­tes”.

Cues­ta $199 lo que lo con­vier­te en un exce­len­te best buy.

Casa­re­na Sin­gle Vine­yard Naoki´s Mal­bec Agre­lo 2015

Para seguir des­cu­brien­do terroirs men­do­ci­nos, vale la pena sumar una eti­que­ta pro­ve­nien­te de Agre­lo, Luján de Cuyo, una de las zonas con más tra­yec­to­ria en la pro­duc­ción de vinos.

Nao­ki es el viñe­do más joven de Casa­re­na y suma, a las notas típi­cas del varie­tal (cirue­la y fru­ta roja fres­ca) un mar­ca­do per­fil flo­ral en nariz.

Tie­ne una crian­za de 12 meses en barri­cas de roble fran­cés de pri­mer uso, lo que le otor­ga com­ple­ji­dad y un buen equi­li­brio entre la redon­dez de sus tani­nos y la fres­cu­ra.

Pre­cio suge­ri­do: $489

Anto­nio Mas Núcleo Mal­bec 2014

Des­de La Arbo­le­da, una micro-región pri­vi­le­gia­da de Tupun­ga­to, cora­zón del Valle de Uco Men­do­cino, lle­ga este vino que se ofre­ce la con­cen­tra­ción de los vinos de altu­ra en un buen equi­li­brio.

De buen peso en boca y lar­go final, tie­ne 12 meses de paso por barri­cas de roble fran­cés de pri­mer y segun­do uso.

Pre­cio suge­ri­do: $389.

Labo­rum Mal­bec 2016 – Fin­ca Alto los Car­do­nes

El Nor­te argen­tino es mucho más que Torron­tés y Caber­net Sau­vig­non, los Mal­bec tam­bién se dan muy bien por esas tie­rras, de don­de sur­gen aro­mas y sabo­res más espe­cia­dos.
Este 100% Mal­bec tie­ne una entra­da armó­ni­ca, es de tani­nos fir­mes y lar­go final. Con crian­za de 12 meses en barri­cas de roble fran­cés de pri­mer y segun­do uso, pre­sen­ta notas a fru­gros rojos y negros y tam­bién deli­ca­das notas flo­ra­les que se com­bi­nan con el espe­cia­do de la pimien­ta negra y el ahu­ma­do de la made­ra.

Pre­cio suge­ri­do: $750.

Alza­mo­ra Mal­bec, Bode­ga Casa Mon­tes

Des­de San Juan, lle­ga este Mal­bec de colo­res vivos y una bue­na com­bi­na­ción de notas fru­ta­das y flo­ra­les. En boca es sedo­so y de entra­da ama­ble, sus sabo­res sabo­res recuer­dan a cirue­las y apor­ta una sen­sa­ción refres­can­te simi­lar al anís.

Pre­cio suge­ri­do: $205.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú