VIÑEDOS

Al pie de los Andes, ubi­ca­da en el depar­ta­men­to de Tupun­ga­to, Valle de Uco, la pro­pie­dad de 240 has cuen­ta con las con­di­cio­nes idea­les para el cul­ti­vo de la vid. El cli­ma fres­co y las bri­sas cons­tan­tes pro­pias de la alti­tud de 1200 m. s. n.m. bene­fi­cia a cada varie­tal de Domai­ne Bous­quet.

CLIMA

Agua pura de mon­ta­ña rie­ga median­te sis­te­ma de goteo a nues­tros viñe­dos. Con un pro­me­dio de llu­vias anual de 200 ml, la can­ti­dad de agua para rie­go pue­de ser bien admi­nis­tra­da. Esto gene­ra un pH bajo en las uvas, lo que resul­ta en una aci­dez más alta y colo­res más inten­sos.

SUELO

Gra­cias al sue­lo are­no­so, el agua es capaz de reco­rrer per­fec­ta­men­te nues­tra tie­rra. La mayor par­te de la super­fi­cie cuen­ta con bajas con­cen­tra­cio­nes de mate­rial orgá­ni­co debi­do a la ele­va­ción y al cli­ma, lo cual pro­du­ce un estrés muy favo­ra­ble en cada una de nues­tras vides.

VIDES

En el año 1997, Jean Bous­quet lle­ga a Gual­ta­llary y esta­ble­ce en terreno vir­gen la bode­ga Domai­ne Bous­quet. Espe­ran­do el pun­to ópti­mo de madu­ra­ción de las uvas, son cose­cha­das y reco­lec­ta­das manual­men­te en bines, para lue­go par­tir hacia el pro­ce­so de ela­bo­ra­ción de nues­tro vino orgá­ni­co.

Todas estas características permiten que los viñedos sean tratados con prácticas orgánicas, sin la necesidad de utilizar pesticidas o ningún otro producto sintético. Las uvas se cosechan en su punto justo, con una excelente maduración y calidad. De esta manera, Domaine Bousquet elabora vinos orgánicos, naturalmente elegantes y de alta gama.

BODEGA

La filosofía orgánica de Domaine Bousquet busca conservar la calidad de las uvas, es por ello que el manejo cuidado es el principio que rige todas las actividades de la bodega.

El equipo de trabajo de Domaine Bousquet está atento a los pequeños detalles y se especializa en combinar métodos tradicionales y de vanguardia, con el objetivo de producir vinos de alta calidad con estilo moderno.

La bode­ga tie­ne una capa­ci­dad de 4.5 millo­nes de litros de vino de cali­dad en tan­ques de ace­ro inoxi­da­ble, con­cre­to y barri­cas de roble fran­cés y ame­ri­cano.

Las uvas lle­gan a la bode­ga en peque­ños bines al área de recep­ción don­de son selec­cio­na­das manual­men­te antes de pasar por la des­pa­li­lla­do­ra. Lue­go del des­pa­li­lla­do, la fru­ta es envia­da a los tan­ques de mace­ra­ción y fer­men­ta­ción por apro­xi­ma­da­men­te 30 días. La fer­men­ta­ción se lle­va a cabo con leva­du­ras selec­cio­na­das a tem­pe­ra­tu­ra con­tro­la­da. Duran­te el pro­ce­so de vini­fi­ca­ción, nues­tro equi­po eno­ló­gi­co con­tro­la y super­vi­sa regu­lar­men­te nues­tros vinos para ase­gu­rar una cali­dad excep­cio­nal en cada una de nues­tras líneas.

Menú